Diseño, fabricación e instalación de elevadores en estación de Lamarck-Caulincourt del metro de Paris

IMEM ascensores fue la empresa encargada de sustituir los antiguos elevadores de esta histórica estación asumiendo el diseño, fabricación, instalación y mantenimiento de dos baterías de 4 elevadores, con capacidad para 34 personas y velocidad de 1,6 m/s ubicadas en unos espectaculares huecos cilíndricos

La estación de Lamarck-Coulaincourt fue inaugurada en 1912 y da servicio a las calles de París que ostentan dichos nombres. El acceso a la estación se sitúa entre dos escaleras a los pies de la conocida Monmartre, en la calle Pierre-Dac. En su interior, 25 metros separan la superficie de la propia estación.

Los antiguos ascensores allí instalados ya no gestionaban adecuadamente los enormes volúmenes de tráfico de pasajeros que registra esta céntrica estación por lo que se encargó a IMEM Ascensores, proveedor homologado de la RATP, el diseño de una nueva solución que resolviese los problemas de tráfico planteados.

Tras estudiar en detalle el proyecto, IMEM propuso el desmontaje de los antiguos ascensores existentes y su reemplazo por dos baterías de 4 ascensores con capacidad para 2250Kg (34 personas) y velocidad de 1,6 m/s.  Los cuatro ascensores propuestos viajan en el mismo hueco -de formato cilíndrico y grandes dimensiones- quedando éste dividido en cuatro secciones por medio de una separación estructural metálica de 25m de altura también diseñada, fabricada e instalada por IMEM.

La solución propuesta aportó importantes ventajas con respecto a las prestaciones proporcionadas por los anteriores ascensores:

  • Se planteó un mejor aprovechamiento de los huecos disponibles, permitiendo la instalación de cabinas grandes y espaciosas lo que aumentó la capacidad de tráfico de personas.
  • El aumento del tamaño de las cabinas se propuso sin renunciar a la máxima velocidad de los ascensores, en este caso de 1,6 m/s.
  • La optimización en la gestión del tráfico de pasajeros por medio de la gestión inteligente de los temporizadores de cabina.
  • La introducción de las más modernas y sofisticadas tecnologías de control y monitorización remota de los ascensores en tiempo real incluyendo una nueva APP para acceso wireless a los equipos. Plena adaptación de las maniobras de los ascensores a la plataforma propia de RATP.
  • La mejora de la eficiencia energética de los equipos incorporando un control cuádruplex en energía con comunicación en tiempo real entre los 4 ascensores maximizando la eficiencia en la gestión de los consumos energéticos.
  • La reducción de los tiempos de viaje y espera.
  • El aumento del confort de viaje para el pasajero, gracias a la sofisticada tracción gearless y el Sistema de Aproximación Directa a planta de los equipos.
  • El diseño de un conjunto mecánico ascensores-estructura sumamente robusto y duradero que implementa acero especial de alta resistencia. El diseño mecánico de la solución fue pensado para proporcionar las más altas prestaciones de los ascensores en un entorno de elevados niveles de tráfico de pasajeros garantizando una vida útil superior a los 30 años.
  • La instalación de cabinas especiales resistentes al vandalismo en cumplimiento con la norma EN81-71 Categoría 1.
  • La total adecuación de los ascensores a los estándares EN81-20 y EN81-50.

IMEM ha desarrollado también un proyecto idéntico al de la estación de Lamarck en la cercana estación Abbesses – Butte Montmartre. No en vano, IMEM es uno de los proveedores más importantes del Metro de París en materia de elevación, estando sus ascensores operativos en una gran parte de las más importantes estaciones (tanto nuevas como existentes) de la red de transporte suburbano y cercanías.

IMEM LIFTS
©2018